Cocinas

reformas

mobiliario &

proyectos

contract

tienda



LA REFORMA EN HOGAR MOBILIARIO

La vivienda es el lugar donde pasamos la mitad de nuestra vida. Unos en ella forman una familia. Otros deciden habitarla con otras formas de convivencia. Pero para todos llega el momento de adaptarla a nuestras necesidades.

Las reformas nos ayudan a transformar nuestras viviendas en nuestros hogares.

Seamos realistas. Hacer una reforma es molesto para las personas que viven en ella. Si la reforma es integral, lo normal es que no podamos permanecer en ella durante las obras. Mover a la familia para vivir en otro sitio durante el periodo de duración de las obras es un incordio. Desmontar la casa y volver a montarla es también una tarea laboriosa.

Si la reforma no es general o integral, por ejemplo solo reformamos la cocina o los baños, sería posible hacer las obras viviendo en ella, pero conviviríamos con ruidos y polvo, muchas molestias.

A pesar de que llega el momento en el que se convierte en una decisión inevitable, es necesario que pensemos en las razones que nos pueden llevar a tomar la decisión de hacer una reforma.

¿Por qué hacer una reforma en Hogar Mobiliario?

Porque Hogar Mobiliario es un Estudio de Interiorismo con una gran ventaja respecto a otros Estudios.

Somos un equipo de personas formadas en campos relacionados directamente con el diseño, la vivienda y el interiorismo. Ingenieros diseñadores de mobiliario, interioristas expertos en muebles, decoración e iluminación, arquitectos superiores y arquitectos técnicos que elaboran los proyectos y presupuestos de obra. Estos realizan la dirección y organización de la ejecución de las reformas. Todos forman nuestro equipo humano.

Disponemos de una gran exposición donde poder ver los elementos que componen la reforma. Estamos hablando de poder tocar o probar, elementos como sofás, butacas, sillones, mesas de salón, mesas de comedor, sillas, muebles de salón, camas, armarios, dormitorios juveniles, mesas de estudio, vestidores, cocinas, lámparas, iluminación decorativa, papeles decorativos, platos de ducha, grifería, encimeras de cocina, mamparas de baño, estores y cortinas, tarimas y parqués, azulejo y gres, puertas de paso, carpinterías de pvc o aluminio, mecanismos eléctricos, muebles de baño, espejos, accesorios de baño, electrodomésticos con modelos exclusivos, cuadros, alfombras, plantas, gran cantidad de elementos decorativos, etc…

Para nosotros hacer una reforma a partir de un proyecto de Interiorismo es muy importante  para garantizar el éxito final. En el proyecto de interiorismo, nuestro equipo estudia las soluciones de forma individual, pensando en las necesidades del cliente. Pensamos absolutamente en todo. No es lo mismo diseñar una cocina para una familia que le guste cocinar, que para una familia que suele comer fuera de casa. No es lo mismo  diseñar un baño y un vestidor abierto al dormitorio con una buena entrada de luz natural, que hacerlo en una zona oscura imposible de iluminar de forma natural. El interiorismo estudia hasta el último detalle y busca piezas exclusivas y de calidad. Todo es importante, y conseguir que todo encaje de forma armoniosa en los ambientes de las distintas zonas de la casa, hace que disfrutemos de esa sensación de confort que existen en los hogares que creamos junto a nuestros clientes. Se nota cuando en una casa aparece la mano del interiorista, todo está pensado, todo está relacionado. El Interiorismo cumple la función de ser generador de sensaciones de bienestar, de armonía y de confort.

¿Porqué hacer una reforma en casa?

Pensemos en algunas de las necesidades que ha de cubrir nuestra vivienda en un momento de nuestra vida.

Por poner algunos ejemplos:

– Necesidades de un nuevo espacio por motivos familiares, como el nacimiento de un nuevo miembro, o un familiar que viene a vivir a casa.

– Necesidades sociales como tener que recibir amistades en casa. O que nuestra vivienda refleje nuestra posición social y económica, o muestre nuestro estilo de vida.

– Necesidades económicas, como tener que  reformarla para poder alquilar una habitación y tener unos ingresos extras. O tener que reformarla para poder venderla a un mejor precio.

– Necesidades de salud, por ejemplo que alguien necesite vivir en silla de ruedas.

– Necesidades laborales, como trabajar en casa por teletrabajo.

– Necesidades de seguridad, reformar la casa para poner protecciones en las carpinterías de fachada.

– Necesidades de hacer reparaciones de las instalaciones para el mantenimiento de la vivienda.

– Necesidades de conseguir una vivienda energéticamente más eficiente y bien conectada al ciberespacio y las telecomunicaciones.

En definitiva, atendiendo estas necesidades, buscamos obtener una vivienda mejor, con mayor bienestar y confort, consiguiendo que se convierta en nuestro hogar. Por lo tanto podemos concluir que la vivienda es un objeto cambiante y adaptable a nuestras necesidades durante su vida útil.

¿Cómo hacemos nuestras reformas?

En primer lugar vamos a casa de nuestros clientes y hacemos un levantamiento planimétrico de la vivienda. Hacemos planos del estado actual. Trasladamos la vivienda al papel.

En esta visita a casa del cliente, este define sus necesidades. Hay ocasiones donde solo quieren cambiar el mobiliario de la cocina, otras veces quieren cambiar solo los baños, otras ambas cosas, pero generalmente nuestros clientes buscan hacer un cambio total, baños, cocina, mobiliario, iluminación, suelos, pintura, carpinterías, sanitarios, cortinas, etc… En esta visita solemos orientar económicamente al cliente sobre el coste de la reforma, dentro de un rango de números aproximados. Lógicamente son precios obtenidos a partir de nuestra experiencia, y pueden variar hacia arriba o hacia abajo.

Teniendo los planos de la vivienda actual y con lo que el cliente nos ha transmitido que necesita, hacemos los nuevos planos con las modificaciones. Hasta este momento estamos trabajando exclusivamente con planos en 2D (dos dimensiones).

Después de esa primera visita a casa de nuestros clientes, y teniendo una primera solución planteada en planos, nos emplazamos con el cliente en el Estudio. En esta primera visita del cliente al Estudio le mostramos los planos, y si nos confirma que la solución planteada es la que quiere le ofrecemos el proyecto de interiorismo.

El Proyecto de Interiorismo está compuesto por planos en 2D y 3D. Estas imágenes en 3D son realistas, y muestran los acabados que hemos visto y elegido en el Estudio con el cliente. El proyecto va acompañado de planos de distribución, instalaciones de fontanería, electricidad e iluminación, así como de la distribución del mobiliario existente o nuevo. Por último el proyecto contiene una memoria de calidades, la definición de cada estancia y mobiliario que la compone, así como de un presupuesto detallado por capítulos, con medición y precios descompuestos y unitarios. Este presupuesto es completo, obra y mobiliario, pero está abierto. Aún no es un documento definitivo, hay que adaptarlo a lo que el cliente quiere invertir en su casa.

En el supuesto de que el cliente no quiera contratar la herramienta del proyecto de interiorismo, a través de la cual podría ver con seguridad, que lo que ha elegido es lo que le gusta y queda perfectamente integrado, nos limitamos ha trabajar solo con planos en 2D. No realizamos planos en 3D. Hacemos el resto de documentos, que enumero más adelante en este texto.

A partir de esa primera visita del cliente al Estudio, y después de que el cliente nos haya dicho si quiere o no el Proyecto de Interiorismo, continuamos trabajando en las modificaciones planteadas por el cliente a nuestra primera idea mostrada en planos en 2D. Empezamos a realizar el presupuesto que mostraremos al cliente en su segunda visita al Estudio.

En esta segunda visita,  si eligió la opción de contratar el Proyecto de Interiorismo, le mostramos los planos en 2D y 3D, y el presupuesto detallado. El cliente valora la inversión a realizar y si quiere mejorarla o disminuirla. A partir de este momento podemos trabajar juntos el presupuesto, porque este se muestra por capítulos, con cada una de las tareas o materiales que se ofrecen, con la valoración individual de esas tareas o materiales. Esto permite al cliente conocer el precio de su reforma, y si no se ajusta a su presupuesto plantear que cosas son más importantes, y en cuales tenemos que trabajar para plantear alternativas que ajusten el presupuesto a lo que quieren invertir en su vivienda. Si no eligió la opción del Proyecto de Interiorismo haremos lo mismo, pero sin diseños en 3D.

Terminados los trabajos hacemos una entrega provisional de la reforma. En esta visita final se repasa todo con los clientes, y si aparece algo que haya que reparar o modificar se establece cuando se hará, y en que momento hacemos la entrega definitiva de la reforma. A partir de este momento comienzan los periodos de garantía de los artículos que hemos usado.

Aquí tienes algunos de nuestros trabajos.

0